Antuco, 45 voces de una tragedia

Al conmemorarse una década desde que 45 soldados fallecieran en la cordillera del Bío Bío elaboré este sitio para recordarlos  a través del testimonio de sus madres y padres, recopilados en el libro “Antuco: 45 voces de una tragedia”.

Agradezco enormemente cada uno de los comentarios que han dejado los lectores en este espacio. Sus palabras constituyen la evidencia de cómo el recuerdo permanece vivo en nosotros.

Un comentario en “Antuco, 45 voces de una tragedia

  1. Como olvidar a aquel muchacho que lleno de iluciones piso por primera vez el viejo cuartel del Regimiento Los Angeles integrando el contingente de Enero de 1980 de la Compañia de Ingenieros y su primera campaña en el sector del cerro Montenegro donde recibuo sus primeras instrucciones como soldado combatiente individual y su retorno al cuartel por entre los cerros justo un 20 de Enero dia de San Sebastian bajo una torrencial lluvia que nos acompaño hasta el cuartel mismo como olvidar sus primeros pasos como Ranchero y las veces que mi compañia salia a terreno me pedia que lo llevara , como no si hera nuestro regalon , formado como soldado Ingeniero, como olvidar las veces que estando d3gua4dia y me tocaba controlar el rancho ahi estaba servicial y trabajadormi soldado Monares que (con respeto de la fanilia) yo le decia
    “Como esta el Rancho cuñado” el sonreia y me decia
    “Esta super Manuel”
    ¿Como manuel? Mi suboficial sera mi soldado
    Y sonreia bueno ya cuñado mi afecto hacia el era muy grande porque sabia los sacrificios que hizo para formar la planta del ejercito
    Yo ya retirado del Ejercito supe de la tragedia y cuando alguien me aviso que lo velarian en el casino de Suboficiales me vi moralmente obligado a ir a despedirlo y lagrimas de pena y admiracion rodaron por mis mejillas al verli ahi a sabiendas que de seguro dio su lucha y no abandono a su gente hasta rendir la vida
    Por eso cuando visite la roca donde dejo su ultimo halito de vida no pude contener el llanto y llore como mucho tiempo no lo hacia solo de cuando llore pouna de mis hijas muerta en un tragico atropello a la tierna edad de 6 añitos
    por eso ahora digo descanza en paz viejo y querido amigo que mas temprano que tarde seguro nos volveremos a encontrar

    MANUEL PORRAS PIZARRO

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s